El consumo de superalimentos ha aumentado en los últimos años. Cada vez estamos más concienciados sobre la necesidad de llevar una vida saludable que nos permita prevenir afecciones o desequilibrios de nuestro organismo y, de esta forma, disfrutar más de nuestro día a día.

La espirulina es uno de estos superalimentos que está conquistando nuestra cesta de la compra. Sus propiedades antioxidantes y su alto contenido en hidratos de carbono y minerales, tales como el hierro y el magnesio, la convierten en un complemento perfecto para mejorar nuestro rendimiento deportivo.

Sin embargo, al igual que pasa con otros alimentos similares, sigue sin cautivar nuestro sentido del gusto. Por ello, aquí os sugerimos algunas opciones sobre cómo tomar espirulina, de forma que su consumo nos resulte más divertido y placentero. Además, tomando estas sencillas recetas podremos aprovechar las propiedades de otros alimentos que, aunque no tengan un aporte de nutrientes tan elevado, también nos ayudan a mejorar nuestra salud.

Zumo verde antioxidante (para 1 persona)

    ­2 manzanas1 limón1 taza de espinacas frescas1 pepino1 tallo de apio1 cucharada de postre espirulina en polvo½ vaso de agua

Cortamos el pepino, el apio y la manzana en trozos. Vertemos estos ingredientes, junto las espinacas, en la licuadora. Si no tenemos licuadora podemos utilizar un recipiente para batidora. Después exprimimos el limón y añadimos el jugo. Incorporamos también el ½ vaso de agua. A continuación batimos todos los ingredientes hasta obtener un líquido uniforme. Si se queda muy espeso podemos añadir más agua hasta conseguir la textura deseada. Por último, añadimos la cucharada de espirulina, removemos y listo, ya tenemos nuestro zumo preparado para tomar.

¡Este zumo es perfecto para comenzar el día cargado de energía!

Batido de frutas tropicales (para 1 persona)

    1 plátano1 rodaja de piña½ mango1 cucharada de postre de espirulina en polvo½ vaso de leche de soja o almendras

Cortamos el plátano, piña y mango en trozos y los echamos en la licuadora. Añadimos la leche de soja o almendras, la que prefiramos. Si estamos siguiendo alguna dieta o queremos que el batido sea menos graso podemos cambiar la leche por agua. Batimos todos los ingredientes y, a continuación, agregamos la espirulina. Es preferible añadir la espirulina al final y removerla con una cuchara en vez de batirla, ya que así conservará mejor todas sus propiedades.

Recomendamos este batido antes de realizar ejercicio físico, ya que nos aporta todos los nutrientes necesarios para poder aprovechar al máximo nuestra jornada deportiva. Además, el alto contenido en proteínas de la espirulina (65,9 gr por cada 100 gr) favorecerá la reparación y desarrollo de nuestra masa muscular.

Ensalada de aguacate y salmón (para 2 personas)

    100 gr de lechuga fresca50 gr de rúcula50 gr de canónigos50 gr de espinacas frescas½ aguacate½ pepino6 tomates cherry100 gr de salmón ahumado en dados2 cucharadas de aceite½ cucharada de vinagre de manzana10 gr de espirulina en polvoUna pizca de pimientaUna pizca de sal

Echamos en un bol la lechuga, la rúcula, los canónigos, las espinacas y el salmón. Troceamos el aguacate en dados de un tamaño parecido a los del salmón, partimos los tomatitos por la mitad y cortamos el pepino en rodajas. Añadimos al bol.

Para hacer la vinagreta echamos en un cuenco el aceite, vinagre, espirulina, pimienta y sal, removemos hasta que se mezclen bien todos los ingredientes y, a continuación, lo vertimos sobre la ensalada y removemos.

Puedes tomar esta ensalada a medio día o por la noche. Es ideal si estás siguiendo un programa para bajar de peso ya que ofrece un gran aporte de nutrientes y el poder saciador de la espirulina hace que te sientas lleno.

Pasta son salsa pesto (para 2 personas)

• 225 gr de pasta

• 20 gr de albaca fresca

• 50 gr de queso parmesano

• 1 diente de ajo

• 30 gr de piñones

• 10 gr de espirulina en polvo

• 4 cucharadas de aceite

• ½ vaso de agua

• Una pizca de sal

 

Ponemos una olla con agua. Cuando empiece a hervir echamos la pasta y dejamos cocer el tiempo que marque en el paquete (dependiendo del tipo de pasta este puede variar entre 8 y 14 minutos).

Para preparar la salsa cortamos el ajo en láminas y picamos la albaca. Lo echamos en un recipiente para batidora y añadimos los piñones, el aceite y la sal. Batimos hasta que quede una masa uniforme y añadimos el parmesano y el agua (calentada previamente). Removemos bien y, por último, añadimos la espirulina.

Colamos la pasta, servimos en dos platos, repartimos la salsa y ya está listo para comer.

Este plato es una buena opción para deportistas, ya que los hidratos de carbono de la pasta aportarán una gran cantidad de energía y las proteínas de la espirulina ayudarán a mejorar la resistencia física, fortalecer los músculos y acelerar la recuperación.

Fuente de la foto: Patryk Dziejma

Sopa juliana (para 2 personas)

    1 zanahoria1 pimiento verde italiano1 puerro1 rodaja de calabaza½ cebollaApioPerejil2 dientes de ajo1 cucharada de espirulina en polvo2 cucharadas de aceiteUna pizca de salUn pizca de pimientaAzafrán1 litro de agua

Lavamos bien todas las verduras (zanahoria, pimiento, puerro, calabaza, cebolla y apio) y las cortamos en juliana. El grosor de los trozos marcará el tiempo de cocción, por lo que dependiendo de la prisa que tengáis o cómo os guste podéis hacerlos más finos o más gruesos. En este caso vamos a indicar el tiempo para trozos finos. Después preparamos el perejil, lavándolo y picándolo, y, a continuación, cortamos los dientes de ajo en láminas.

En una olla echamos el aceite y esperamos a que se caliente para añadir los ajos. Rehogamos durante unos minutos y a continuación vertimos el agua.. Esperamos a que empiece a hervir y echamos los trocitos de las verduras, la sal y las especias. Cocemos durante 20 minutos, retiramos y servimos.  Una vez en el plato o cuenco añadimos el perejil picado y la espirulina. Al igual que en el caso de los batidos, es conveniente añadir la espirulina al final, ya que si la cocemos podría perder algunas de sus propiedades.

Esta sopa es ideal para la hora de la cena, sobre todo en invierno, ya que viene muy bien para entrar en calor. Además es muy recomendable si estás a dieta ya que todos los ingredientes son bajos en grasa.

Buscar