Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad es una acumulación de anómala o excesiva de grasa que supone un riesgo para la salud.

Se diagnostica mediante el índice de masa corporal (IMC), que se calcula dividiendo el peso de la persona por el cuadrado de la altura (kg/m2). 

La obesidad se clasifica, según el IMC, como:

Moderada: entre 30 y 35.

Severa:       entre  35 y 40.

Mórbida:     superior a 40.

El aumento de tejido adiposo, se traduce en un aumento del contenido graso en los adipocitos y en una multiplicación del número de células, va acompañado de un mayor riesgo de padecer enfermedades como el síndrome metabólico y la diabetes, patologías cardiovasculares y determinados cánceres. Tanto mayor es el riesgo cuanto mayor es el Índice de masa corporal.

Es fundamental para su prevención y control, la adquisición de hábitos saludables como hacer ejercicio regularmente, estar bien hidratado, caminar ligero 1hora diariamente y una alimentación equilibrada que puede apoyarse con complementos nutricionales como la ESPIRULINA, ENERGY, DETOX o el “Pack reductor de volumen” de YesNatural.

R.A.G.


Buscar