Pequeños consejos para vivir mejor

Cuando la vida cotidiana o las circunstancias te llevan a afrontar una pérdida o una desilusión, te puede llevar a vivir emociones negativas, en las que nunca uno se debe instalar, por el contrario, hay que procurar controlar (que no reprimir).

Para ello, es indispensable conocer las propias emociones y expresarlas de forma adecuada.

Pero además, hay gestos y actitudes que nos ayudan a vivir mejor:

    Tomarse las cosas con calma, sin permitir que un problema nos ahogue.Aprender a decir basta y marcar el nuestros límites en toda relación.Cuidar las relaciones, sobre todo las cotidianas, tanto en casa como en el trabajo. Expresar los sentimientos con inteligencia emocional, con mesura. Confiar en las propias capacidades y aprender a fiarse del instinto. Cultivar el optimismo, el buen humor, el espíritu constructivo y la risa.

Busca la sencillez y disfruta la vida.

R.Argudo

Buscar