Crónica personal de la Cicar Ultra por Rubén Vigil

La modalidad Ultra dio comienzo a las 5:30 horas desde la bonita localidad de Femés. Nada más llegar allí y bajarnos del coche sentimos el fortísimo viento que nos iba a acompañar durante todo el recorrido, ya que al ser un trazado lineal nos pegaría viento en contra en todo momento.

Ya desde un inicio se forma, claramente, una grupeta de 6 corredores comandados por Cristofer Clemente y seguidos por Ionel Manole, Agustín  Luján, un servidos y dos corredores canarios.

Tras 1 hora de carrera empieza a ver como el sol quiere entrar en escena y tras unos minutos podemos deleitarnos con su salida y los magníficos parajes que nos ofrece esta bonita isla de Lanzarote.

En mi caso, alrededor del kilómetro 30 veo que el increíble ritmo que está imponiendo Cristofer no es posible seguirlo hasta el final de carrera y decido aminorar la marcha y dejar que se marchen, quedándome así en 5ª posición. Una vez llegamos a Famara intento reponer lo mejor posible en el avituallamiento para afrontar con las mejres garantías la parte final en la que se encuentra la mayor parte del desnivel y de esta prueba.

Sin embargo noto que el desgaste de lo primeros kilómetros esta haciendo estragos en mi musculatura y que tengo los gemelos como si me fuesen a explotar. Mas o menos en mitad de la subida me paro a quitarme algo que se me había metido en la zapatilla y cual es mi sorpresa cuando al intentar ponérmela de nuevo no soy capaz por el gran dolor que tengo en el gemelo derecho, hasta el punto de que tengo que esperar a que pase el siguiente corredor y me ayude a ponérmela para poder continuar.

Desde ahí hacia adelante a unos 15 kilómetros de absoluto calvario en los que las piernas no me responden y en el que gemelo me duele muchísimo a cada paso que doy. Pero no es momento de perder la calma, hay que tirar de experiencia, aguantar el tirón, templar los nervios y saber que si hacemos las cosas bien esos dolores desaparecerán y podrá volver a ser competitivo antes de que finalice la prueba.

Y así fué, pare en cada avituallamiento a comer bien y a recuperar y fui de menos a más hasta que llegó un momento en el que volví a sentir que las piernas me funcionaban y podía empezar a abrir gas denuevo. Con lo que el los últimos 30 kilometros pude escalar desde las 9ª a la 4ª posición final, parando el crono en 9h 50´para un total de 96 kilómetros y 3.300 metros de desnivel positivo.

Como bien sabéis todos lo que me conocéis, este no es el tiempo de Ultra en el que estoy acostumbrado a participar, yo soy amante de la alta montaña, de los terrenos técnicos, con lo que en esta ocasión he tenido que reinventarme para poder sacar de mi la mejor versión posible.

Finalmente el podium absoluto masculino de esta Ultra fue:

    Cristofer ClementeIonel Cristian ManoleFran Rodriguez Martín

No podemos ofrecer más que palabras de agradecimiento a la organización de HARIA EXTREME LANZAROTE  y a toda la maravillosa gente de de esta isla por el trato que me han prestado, por la buena organización de la carrera y por tratar a cada uno de los corredores como si fuesen de su propia familia.

Muchas gracias por todo, y como siempre digo… 

NOS VEMOS EN LAS MONTAÑAS!!!

Buscar