Beneficios del cacao puro, el alimento de los dioses

El cacao puro es uno de los alimentos más conocidos y apreciados del planeta. Su nombre científico es Theobroma cacao, que significa “alimento de los dioses” (Theo: Dios; Broma: Alimento). De hecho, según cuenta la leyenda azteca, el cacao fue un regalo que el dios Quetzalcóatl entregó a los hombres para que pudieran disfrutar de este suculento manjar.

Su sabor es otro de sus grandes encantos, pues resulta realmente delicioso para nuestro paladar. Teniendo en cuenta todo ello no es de extrañar que se considere el consumo de cacao como un placer divino.

Sin embargo, no son sólo la mitología y el sabor los que convierten al cacao puro en un superalimento. Su composición, rica en nutrientes como las vitaminas B1 y B2, el hierro, el potasio, el magnesio y e importantes antioxidantes naturales, hacen que su consumo aporte importantes beneficios para nuestra salud, algunos tan valiosos como llenarnos de energía y aumentar nuestra felicidad.

Propiedades que se atribuyen al cacao

Potente antioxidante

El cacao puro es uno de los superalimentos más antioxidantes que existen. Esta actividad antioxidante se debe principalmente a su riqueza en polifenoles, una sustancia química que según se ha demostrado protege la salud de nuestro organismo, reduciendo la posibilidad de padecer enfermedades cardiovasculares, entre otras.

Sube el estado de ánimo

El consumo de cacao puro promueve la producción de serotonina, una sustancia química neurotransmisora responsable de la sensación de bienestar. Por este motivo es muy recomendable echar mano de este superalimento cuando nos sentimos algo deprimidos o decaídos.

Estimulante digestivo

Otra de las propiedades que se atribuyen al cacao puro es su efecto digestivo. Su alto contenido en fibra mejora el paso de los alimentos a través el tracto digestivo.

Por otro lado, el contacto del cacao puro con las bacterias del estómago hace que se incrementen sus propiedades, pues algunos de sus componentes se convierten en sustancias antiinflamatorias.

Alto contenido en minerales

El cacao puro es especialmente rico en minerales como el hierro, el magnesio o el potasio. Gracias a ello favorece la distribución de oxígeno por todo el cuerpo, aumenta la resistencia y facilita la adaptación al esfuerzo. En este sentido es muy recomendable en la dieta deportiva.

Aporta energía

El cacao puro también se ha utilizado como energizante, pues actúa estimulando el sistema nervioso, lo cual incrementa nuestra resistencia y previene la aparición de la fatiga.

Retarda el envejecimiento

Gracias a su alto contenido en flavonoides, el cacao puro tiene efecto antienvejecimiento que retarda la oxidación celular cuidando la salud de los órganos y protegiendo la piel.

Cómo consumirlo

En la mayoría de los casos consumimos el cacao en forma de chocolate, que se compone de cacao puro unido junto a otros alimentos como azúcar, leche, manteca… Conforme vamos añadiendo más porcentaje de otros alimentos, el chocolate va aportando cada vez menos beneficios llegando a ser incluso nocivo para nuestro organismo. Un ejemplo de ello son los chocolates que incluyen grandes cantidades de manteca, la cual constituye una importante fuente de grasas poco saludables.

Por ello, para poder aprovechar al máximo todas las propiedades del cacao, es aconsejable tomarlo puro. En el caso de que seas más partidario de las comidas dulces, puedes combinarlo con otros productos naturales y saludables como la leche de almendras y el azúcar de coco que te ayudarán a contrarrestar el sabor amargo mientras se mantienen todos sus beneficios.

Buscar