7 beneficios del consumo de hierba de trigo

Desde hace unos años, el consumo de hierba de trigo se está popularizando y cada vez más gente está incorporando este superalimento a su dieta diaria. Pero, ¿qué es exactamente la hierba de trigo y que la hace tan especial?

La hierba de trigo es un vegetal, concretamente un brote tierno que surge de la germinación de la semilla de trigo. En su composición podemos encontrar una alta concentración de minerales (hierro, calcio, magnesio y zinc, entre otros), vitaminas (A, B, C, D, E, H y K), fibra alimentaria, clorofila, aceites Omega o aminoácidos esenciales.

Esta elevada cantidad de nutrientes es la responsable de que se catalogue a la hierba de trigo como un superalimento. Además, gracias a esta saludable composición, se ha demostrado que posee una amplia variedad de propiedades que la convierten en una medicina natural contra el tratamiento de diversas alteraciones del organismo.

Veamos a continuación algunos de los beneficios que podemos atribuir al consumo de hierba de trigo y que explican claramente la alta demanda actual de este superalimento.

Limpia la sangre

Una de las principales propiedades por las que se conoce la hierba de trigo es su eficacia limpiando la sangre. La clorofila y los aminoácidos de este superalimento actúan eliminando materiales pesados y toxinas. Al mismo tiempo, promueven la producción de glóbulos rojos y blancos, por lo que mejoran el estado de nuestra sangre.

Desintoxica el hígado

Otro de los grandes beneficios de los brotes de trigo es su labor como hepatoprotectores. El magnesio y el potasio que podemos encontrar de forma abundante en su composición ayudan a combatir las toxinas que pueden dañar el hígado. Asimismo, se ha observado una disminución en el estrés oxidativo de este órgano en pacientes tratados con hierba de trigo.

Favorece la digestión

También es conocida su utilidad como ayudante de la digestión. Tanto la vitamina B como algunos aminoácidos incluidos en la composición de esta hierba ayudan a combatir los desórdenes digestivos. Esto hace que se recomiende su consumo en el caso de indigestión, estreñimiento, diarrea, náuseas, vómitos o acidez.

Combate la anemia

Su alto contenido en hierro hace que se la considere un poderoso aliado para pacientes con anemia. Asimismo, tal como nos cuenta la famosa nutricionista lituana Ann wigmore en su libro The Wheatgrass Book, varios estudios han mostrado que la clorofila es efectiva contra la anemia

Cuida la salud dental

La hierba de trigo es muy valiosa en la prevención de la piorrea (afección que conduce a la degeneración progresiva de las encías). Por otro lado, el zumo de esta hierba constituye un excelente enjuague bucal para eliminar las toxinas de las encías, por lo que evita las caries y el mal aliento.

Protege el colón

Un estudio realizado por el doctor E. Ben-Ayre sobre el tratamiento de la colitis ulcerosa (enfermedad inflamatoria del colón y del recto) ha podido demostrar la eficacia de la hierba de trigo como antiinflamatorio, reduciendo notablemente los síntomas y el dolor.

Ayuda a oxigenar la sangre

El 70% de los brotes de trigo están compuestos por clorofila. Según se ha podido demostrar, este pigmento tiene una estructura muy parecida a la hemoglobina de la sangre humana, pigmento de color rojo encargado de transportar el oxígeno por el organismo. Gracias a esta similitud, el consumo de este superalimento estimula la producción de hemoglobina y, con ello, la llegada de oxígeno a los distintos órganos y tejidos del cuerpo.

Buscar