5 razones para incluir lúcuma ecológica en tu dieta

La lúcuma o Pouteria lucuma es un fruto originario de los valles andinos de Perú. Según estudios arqueológicos, su consumo se remonta al milenio VIII a.c., siendo un importante elemento de la dieta alimenticia de las poblaciones que ocupaban la región llamada Callejón de Huaylas, en Ancash (Perú). El conocimiento de este fruto en Europa no se produjo hasta el año 1531.

Desde hace varios años, la demanda de lúcuma en Europa, América del Norte y países asiáticos, tales como Japón, ha aumentado considerablemente debido a la gran variedad de propiedades que se le atribuyen.

Nutrientes y beneficios de la lúcuma ecológica

Rica en Vitamina B3 o Niacina

Gracias a la niacina, el consumo de lúcuma ecológica mejora el funcionamiento del sistema nervioso y favorece la metabolización de hidratos de carbono, grasas y proteínas, por lo que ayuda al cuerpo en el proceso de obtención de energía de los alimentos.

Asimismo, la vitamina B3 es fundamental para el crecimiento, por lo que tiene propiedades antioxidantes y antienvejecimiento.

Entre las funciones de esta vitamina también se encuentran mejorar el sistema circulatorio, regular los niveles de colesterol y estabilizar la glucosa en sangre, por lo que es muy recomendable para personas con colesterol o diabéticos.

Rica en fibra

Otro de los componentes que podemos encontrar en este superalimento es la fibra. Tanto la lúcuma fresca como la harina o polvo de lúcuma contienen importantes cantidades de fibra que mejoran nuestra función intestinal y nuestro sistema digestivo.

Rica en Hierro

La lúcuma ecológica es rica en minerales, especialmente en hierro. Gracias a ello contribuye a la correcta circulación del oxígeno por todas las células del organismo y mejora su funcionamiento.

Debido a su aporte de hierro, se considera un superalimento ideal para pacientes con anemia y resulta muy eficaz para combatir el cansancio y la fatiga.

Rica en Caroteno

Tal como indica su color amarillo, este fruto posee un elevado porcentaje de caroteno. Este componente ayuda al organismo a producir vitamina A, protegiendo con ello a la salud ocular.

Por otro lado, el caroteno ayuda a reforzar el sistema inmunológico y previene las infecciones.

Rica en Antioxidantes

Además de los nutrientes comentados anteriormente, el superalimento lúcuma nos aporta otro gran número de antioxidantes, por lo que resulta muy eficaz para combatir los radicales libres y el proceso de envejecimiento.

Por otro lado, diversos estudios afirman que la lúcuma ecológica actúa previniendo la aparición de enfermedades cardiovasculares.

Cómo tomar lúcuma ecológica

La lúcuma se consume muy madura, después de varios días desde su caída.

Se puede tomar fresca o procesada como harina, la cual es muy utilizada para la elaboración de pasteles, tartas, helados y otros postres.

Debido a que se cultiva únicamente en regiones de los Andes, en Europa es frecuente consumirla en polvo o harina. No obstante, el proceso de deshidratación en productos con sello ecológico se produce a las temperaturas adecuadas para que conserve todos sus nutrientes, por lo que podemos beneficiarnos de todas sus propiedades.

Además de utilizarla para la elaboración de postres, podemos añadirla a diferentes comidas como zumos, batidos, yogurt, ensaladas o cremas de verduras.

También se recomienda utilizarla como sustitutivo del azúcar, ya que se trata de un edulcorante natural con un índice glicémico bajo que, además de endulzar nuestros platos, nos aporta interesantes propiedades nutritivas.

Buscar